martes, 16 de septiembre de 2008

Paraguay: Emergencia y Cambio

El Secretario de Emergencia Nacional de Paraguay, Camilo Soares, recorre la región del Chaco junto al presidente, Fernando Lugo.
Semanas después y luego de comprobar in situ la situación de olvido y marginación en la que permanece la población del lugar, la secretaría -con rango de ministerio- dirigida por Soares declara a la zona en estado de emergencia.
Camilo Soares denunció el pasado 11 de septiembre que durante esa semana, 6 niños murieron de hambre y tuberculosis en la región.
Un drama humano que lastima la dignidad paraguaya, que permanecía oculto y que a un mes de la asunción de Fernando Lugo, ocupa las portadas y los titulares de los noticieros en todo el país.
Algo empieza a cambiar en Paraguay.
Camilo Soares sea acaso el primer ministro marxista-practicante que conforma un gabinete en este país ubicado en el corazón de América del Sur.
Soares, de 33 años, es el secretario general del Partido Movimiento al Socialismo (P-mas) una joven agrupación de izquierdas que forma parte de la coalición de organizaciones sociales que sustentan al gobierno de Fernando Lugo.
El P-mas ha tenido un alto impacto mediático en la pasada campaña por la presidencia, y es acusado por otras organizaciones de la izquierda paraguaya de recibir dinero de agencias de cooperación estadounidenses.
Fuera de las acusaciones de financiamiento non sancto, pueden observarse entre la militancia de P-mas, niveles de compromiso, creatividad y disciplina dignos de destacar dentro del marco de las organizaciones existentes en este momento histórico de nuestro continente.
El 11 de septiembre seguidores y militantes del partido se convocaron en uno de sus locales en Asunción para mantener viva la memoria de uno de los hechos más trágicos en la historia de nuestro continente. El golpe de estado contra el presidente Salvador Allende en Chile.
En pocos meses Soares se ha transformado en uno de los políticos de mayor exposición pública de Paraguay. Sus características: Joven, mediático, muy buen orador, gran provocador y con una alta dosis de creatividad e iniciativa, que parece derramarse hacia la estructura del partido.
Para muestra vale el discurso que ofreció en la conmemoración al presidente Allende.
Desde su tribuna fue de macro a micro, desde el imperialismo hasta el drama social del Paraguay íntimo y profundo.
Historia, internacionalismo, dependencia, liberación, sumados al aderezo de un toque de picardía completaron la agenda.
Vale la pena repasar sus palabras, para conocer un poco más qué es lo que está pasando en el Paraguay de hoy, para adentrarse en un personaje atacado por derecha e izquierda -que indudablemente no responde a la agenda de Washington- y para entender que afortunadamente soplan vientos de cambio en nuestro continente -y que Paraguay se está sumando a esa oleada-.
Aquí parte del discurso.
Camilo Soares
-Yo no sé si hemos llegado tarde, si ya cantaron la canción Venceremos, ¿no cantaron todavía? ¿Y van a cantar? ¿Pachín van a cantar? (pregunta al músico que lo antecedió en el acto)… dicen que era una música de lucha muy conocida en la época de lucha de Salvador Allende una canción que se llamaba Venceremos, ustedes ya la han escuchado…¡Venceremos, venceremos, mil cadenas habrá que romper! (canta y los asistentes se suman).
Venceremos dicen, así habían empezado, cantando por las calles, recorriendo de punta a punta Chile…venceremos venceremos.
Muchas veces mucha gente me pregunta a mí por qué hacen ustedes actos de recordación de extranjeros o de cosas que pasaron en otros países, ¿por qué no hacen cosas sobre paraguayos? y yo suelo decirles; también hacemos cosas sobre paraguayos, la otra vez estuvimos recordando el aniversario de José Asunción Flores (músico folklórico paraguayo).
Hoy estamos recordando el aniversario del golpe de estado contra el proceso revolucionario chileno el 11 de septiembre, y por qué a veces paraguayos a veces extranjeros, aquí hay una muestra clara decía el compañero Roro (uno de los militantes del P-mas) de lo que somos nosotros ¿qué somos nosotros sino hijos de una larga historia de más de 500 años en la que grupos humanos de todas las partes del mundo fueron arrancados de manera violenta y arrojados a un rincón de tierra, para que mucho tiempo después digamos yo soy paraguayo, yo soy argentino, yo soy chileno? Pero pareciera ser que más allá de lo que dicen esos documentos, tenemos muchas cosas en común, y no solamente que hablamos el mismo idioma porque tenemos acentos diferentes, hay muchas cosas en común que pareciera ser como dicen los psicólogos, utilizan un término que dicen Dejavú, o sea, yo ya he visto esto alguna vez en algún lugar…
¿Por qué recordamos a Salvador Allende? ¿Por qué recordamos ese otro 11 de septiembre? porque pareciera ser que semanas atrás, cuando sale el presidente Lugo a decir acá están conspirando algunos dijimos eso parece un dejavú; parece que he visto eso en algún lugar, ¿parece que ya he visto en otro lugar qué cosa?
Parecía haber visto en algún lugar cuando en América Latina otros pueblos deciden que esa música “Venceremos Venceremos mil cadenas habrá que romper” tiene que dejar de ser melodía sonora para convertirse en melodía revolucionaria, para convertirse no en un canto sino en una acción, pareciera ser que el libreto ya está hecho, pareciera ser que ya sabemos cuales son los pasos que van a recorrer…
Una semana antes de asumir les decíamos a los compañeros; sí sí estamos entrando en una semana donde vamos a festejar la asunción de un nuevo gobierno, pero mucho cuidado, no nos embriaguemos de victoria, estemos atentos porque este libreto ya lo conocemos, porque sería una ingenuidad, una ingenuidad criminal de nuestra parte, pensar que porque les ganamos en votos ellos renuncien al poder omnipotente y omnipresente que siempre plantaron en nuestras tierras.
Hace unas semanas estábamos recorriendo el Chaco paraguayo con el presidente Lugo y veíamos nosotros una situación calamitosa en pleno siglo XXI, veíamos nosotros niños y niñas muriendo de muerte; muriendo de muerte qué es; muriendo de algo tan vergonzoso que no se animan a decir su nombre, eso era hace un mes atrás.
Ahora en los últimos 3 días vimos nuevamente en el chaco paraguayo, la muerte de 6 niños, niños y niñas ¿y de qué murieron estos 6 niños y niñas? enfermedades cuyos nombre son impronunciables, tuberculosis y desnutrición crónica; Paraguay, Siglo XXI, morir de tuberculosis, morir de muerte, morir de algo que tiene vergüenza de decir su nombre, morir de algo que en muchas partes del mundo habitualmente se conoce por libros de texto, por fotografías, ¡tuberculosis! ¡de eso mueren nuestros pueblos!
A eso nos condena la sociedad del capital, la sociedad capitalista donde nosotros vivimos, donde todo tiene precio, donde se puede compra una silla, un micrófono y se puede comprar la vida de una persona también y donde un producto que no sirve y se pudre, se tira, porque lo que no sirve para vender se tira, no sirve, es deshecho humano, es deshecho, y eso es nuestro pueblo, deshecho, no sirve para vender, que muera de tuberculosis, como el moho y la podredumbre que le agarra a la mercancía que se acumulan, que no pueden ser vendidas, ese es nuestro pueblo. Ante eso yo dije, por eso hoy más que nunca 100 años después, como dijeron otros compañeros en otras partes del mundo socialismo o muerte, esa sigue siendo la disyuntiva, o socialismo o muerte; pero por supuesto que están los poderosos de siempre, los dueños de vida y hacienda de nuestro pueblo, que consideran esta exclamación como una amenaza, y salieron a decirlo al día siguiente, y varios días más me preguntaban, y varios días después seguían diciendo “las bravuconadas y amenazas socialismo o muerte”,
¿Bravuconadas, amenazas?, es que yo no estoy amenazando, estoy diciendo algo que nosotros podemos constatar.
Ayer a las 8 o 9 de la noche me llama José Acosta (dirigente del P-mas) y me dice; acaban de llamar de Mariscal Astigarribia, acaban de llamar del Regimiento de Mariscal Estigarribia, acaba de llegar un niño de 5 años que está convulsionando y le está saliendo sangre por todos los poros.
¿Y qué vamos a hacer nosotros le digo?; ellos nos llaman para ver que pueden hacer ustedes; ¿quién me llamo? el director del hospital, si el director del hospital me llama para preguntar qué podemos hacer con un niño que está convulsionando está jodido. ¿Qué vamos a hacer nosotros con un niño que está convulsionando sangre a no sé ni cuantos kilómetros está Mariscal (600, grita uno de los asistentes) de aquí a un millón de kilómetros de aquí, de aquí a la luna está Mariscal Estigarribia. ¿Qué hacemos nosotros? entonces nos miramos y dijimos bueno y entonces qué hacemos ¿ambulancia?; va a llegar para mostrar su sirena, recorrer el pueblo y hacer ruido.
Entonces dijimos bueno vamos a hacer algo, vamos a ver, hagamos ¿qué puede ser la solución, que se vaya un avión?; ¿qué se vaya un avión?; sí, que se vaya un avión, entonces yo dije bueno, nosotros somos autoridad supuestamente -así es que me dijeron-
Entonces llamé al general, al encargado de la Fuerza Aérea y le dije; general esta es una situación de emergencia necesitamos un avión; ¿sí, para qué?; para un niño que está enfermo en Marisca Estigarribia; un niño que está enfermo que esto porque lo otro por aquí por allá; es urgente es una emergencia, tiene que irse.
La satisfacción de sentir, como diríamos, otro 11 de septiembre, no aquel 11 de septiembre donde los militares te pisaban con las botas y aplastaban el proceso, sino donde decían sí, a la orden vamos, se fue un avión, trajo un niño del Chaco paraguayo, se pudo llegar a tiempo para internarle y salvarle a ese niño, hoy ese niño está internado en un hospital.
Ya se enteraron algunas personas y me cuestionaron, y me dijeron eso es abuso de poder; y por qué le dije; porque estás poniendo demasiados recursos para una persona, y me puse a pensar y a decir.
¿Pero acaso no vivimos en un estado donde ancestralmente un pequeño grupo de la población usó y abuso de todos los recursos del estado para hacer los que se les cante en su quinta pelota? ¿Acaso no vivimos en un estado donde los aviones, los camiones, las rutas, las estancias son solamente para un pequeño grupo de personas?
¿Acaso no vivimos en un estado donde los ricos y poderosos jamás morirían de una convulsión, donde los ricos de siempre si se enferman no se preocupan del avión, porque su secretaria lo llama a pedir turno en el hospital de Miami, o de Buenos Aires si están apurados, o de San Pablo si es más compleja la operación? ¿Acaso ellos no hicieron eso siempre con nosotros, y cuál es el escándalo, que nosotros tengamos que mover el avión para un niño, que no sabemos su nombre, que no sabemos su apellido y que no es el hijo de una de las familias poderosas de Paraguay. Pero por eso nosotros decimos, si ellos nos quieren golpear y para nosotros es un dejavú, que ellos también se den la vuelta y miren lo que nosotros estamos haciendo y también sientan un dejavú. Cuando ven los oligarcas que nosotros hacemos esto, que digan mmm…yo había visto esto en algún lugar, ¿y saben donde ya vieron esto en algún lugar? Lo vieron en Chile con su revolución, lo vieron, lo vieron en Cuba con su revolución, lo están viendo hoy en Bolivia, lo están viendo hoy en Venezuela.
Por eso se escandalizan tanto, porque saben que no es un niño en un avión, sino que es una forma de ver y sentir la vida de los seres humanos, no se trata de cuanto combustible gastamos, se tratá de que les da pánico, pavor, de que el 11 de septiembre se les de la vuelta, como dice aquella música que tanto me gusta pero que tanto me condena “cuando querrá el dios del cielo que la tortilla se vuelva, que los pobres coman pan y los ricos mierda mierda”. Que conste que no fui yo el que lo dije, 11 de septiembre, el 11 de septiembre de 1973 los pobres comíamos mierda y los ricos se sentaron a festejar en su banquete, después de haber asesinado a Salvador Allende.
Entre nosotros en confianza, la historia es jodida, la historia te cobra todo, parece que 28 años después la tortilla tardó mucho en cocinarse pero termino dándose vuelta, en la misma fecha, no les quiero decir qué año pero calcúlenlo ustedes, parece que el haber hecho eso en Chile no les resultó gratuito, no soy de las personas que creen en cábalas, pero…déjenme dudar, si el 11 de septiembre del ‘73 ellos nos hacen comer mierda…¿no sé que comieron ellos el 11 de septiembre de 2001?
Hoy, en mis funciones de funcionario del estado en donde tengo que recibir a toda la gente, no puedo cerrarles las puertas a nadie. Hoy le recibimos a la embajadora norteamericana, cuando entró la embajadora le pedí disculpas (por una demora involuntaria al recibirla) y todo eso y le dije muchas gracias por venir hoy 11 de septiembre, y antes que nada muchas felicitaciones le dije (risas del público), me miró ella…no muchas felicitaciones por su nombramiento como embajadora aquí en el Paraguay (risas y aplausos) no hay nada más que eso. Hay veces que uno tiene que darse ciertos gustitos con la historia, una bromita no mata gente y hay gente a las que les hacemos bromitas y si mató gente, es muy suave…
Si la música dice venceremos venceremos, mil cadenas habrá que romper, entendamos claramente que las cadenas nos siguen atando, que las cadenas si están duras como hace un mes atrás (la fecha de asunción de Lugo).
Y las cadenas van a seguir así si nosotros no tomamos este proceso, no del presidente, diputados ni ministros, es nuestro, o es nuestro o lo perdemos y las cadenas seguirán brillando, o el pueblo rompe las cadenas o las cadenas seguirán sujetando al pueblo.-

1 comentario:

jim morrison dijo...

LUIS AGÜERO WAGNER- Diga lo que diga la falsa izquierda de las ONGs derechistas financiadas por el imperio, la realidad imposible de ocultar es que el obispo Fernando Lugo ganó las elecciones del 20 de abril con notorio respaldo de la embajada norteamericana ocupada por James Cason, y con el apoyo de la prensa vinculada a la Secta Moon. Su plataforma política la constituyeron grupos de activistas vinculados a ONGs derechistas relacionadas con el NED, IAF, USAID, etc., neoliberales como el sector de Luis Alberto Castiglioni y los partidarios del desaparecido dictador Alfredo Stroessner, todos ellos disidentes del partido colorado que presentó una candidatura que no era del agrado de estos grupos de extrema derecha.
Algunos grupos que se autoproclaman izquierdistas alegaron razones de coyuntura para seguir como furgón de cola la candidatura del obispo. La presencia de ellos constituye parte del libreto de la derecha, que los utiliza para fustigar sobre supuesta infiltración marxista en el gabinete del clérigo, aunque en realidad esté constituído en su totalidad por personeros del neoliberalismo y la embajada norteamericana.

IZQUIERDA GESTADA EN LA EMBAJADA NORTEAMERICANA

La totalidad los integrantes del gabinete del obispo Fernando Lugo provienen del sector de las ONGs financiadas por la embajada norteamericana. Se cuentan entre ellos a Gloria Rubín (referente en Paraguay del NED y la CIA), Camilo Soares (beneficiario de fondos de IAF y NED, favorecido del gobierno de George W. Bush) Rafael Filizzola (signatario de acuerdos con Alvaro Uribe a instancias de la ex operadora del plan Colombia Liliana Ayalde), Karina Rodríguez (de la Casa de la Juventud, que recibió 127 mil dólares de la Inter American Foundation), Liz Torres (referente de las logias de ONGs dependientes de la embajada norteamericana), Esperanza Martínez (del movimiento Tekojojá, financiado por USAID, hoy envuelto en escándalo por corrupción), Canciller Hamed Franco (del Pmas, un movimiento financiado por James Cason), el Vice-canciller Jorge Lara Castro (recibe dólares de la embajada a través de la ONG fantasma Alter Vida), Ministro de Defensa General Bareiro Spaini (hombre de la embajada norteamericana, educado en las escuelas de golpistas de Estados Unidos) o el ministro de Hacienda Dionisio Borda, antiguo responsable de las finanzas de los gobiernos corruptos y agente de la embajada norteamericana y del FMI.
Asimismo, Fernando Lugo ha anunciado que se mantendrá la política de sometimiento al imperio nortemericano en Paraguay, y se desconoce lo tratado por Lugo en New York con referentes de la mafia ítalo-norteamericana como John Tonelli, o con el heredero del imperio petrolero que en la década de 1930 llevó a la matanza a cien mil bolivianos y paraguayos, David Rockefeller. Lo único cierto es que ofició de guía turístico en la gran manzana Conrado Pappalardo, un personaje conocido por haber operado para el Plan Cóndor y haber proveído pasaportes para el asesinato en Washington de Orlando Letelier.
Otros cónclaves nunca aclarados por parte del obispo fueron sus reuniones con James Cason y Roger Noriega, pocos segundos después que Aleida Guevara March, hija del Che Guevara, haya abandonado la misma oficina por la misma puerta por la que entraron estos grandes amigos de Cuba y los hermanos Castro.
No se sabe el motivo de las visitas de Christopher McMuller, subsecretario norteamericano de Asuntos del Hemisferio Occidental, al viceministro de Relaciones Exteriores paraguayo, Jorge Lara Castro, un viejo favorecido de la embajada norteamericana de Asunción.

UNA OPERACION ENCUBIERTA DE LA CIA PERFECTA

Todo el andamiaje de la CIA y sus extensiones y derivados, como USAID, la National Endowment for Democracy y la prensa adicta al imperio, se jugó por el obispo Fernando Lugo el 20 de abril.
En Paraguay, llamó la atención que las ONGs recibieran fuertes donaciones a partir de la llegada al país del embajador James Cason, un conocido desestabilizador apadrinado por Otto Reich. El objetivo de la operación encubierta era sufragar la alternancia en el poder, ubicando al obispo Fernando Lugo en la presidencia de Paraguay.
Entre las numerosas organizaciones beneficiarias de estos dólares distribuidos por la administración de George W. Bush que apoyaron a la campaña del obispo, sobresalieron Gestión Local y la Casa de la Juventud, que financiaron con fondos de USAID e IAF a los movimientos Tekojoja y Pmas, como en Nicaragua la NED y otros organismos alternativos de la CIA propiciaron la elección de Violeta Chamorro en 1989.
Las organizaciones no gubernamentales y voluntarias –lo que hoy conocemos por sociedad civil— son conocidas como una extensión de las políticas neoliberales de EE UU en todo el mundo.
La CIA y la US Agency for International Development (USAID ó AID) tienen un protagonismo central en el esquema de promover las ideas y hechos políticos favorables al imperio, y a ellas se añadió un nuevo organismo, creado en 1983, bautizado como The National Endowment for Democracy (NED).
En Paraguay, la NED ejerce un control total sobre la prensa mediática, a la que presenta listas indicando cuáles son los referentes políticos que puede promocionar. Son los principales referentes de la NED los propietarios de ABC color y radio Ñandutí, Aldo Zucolillo y Humberto Rubín, dueños de gran parte de lo que en el país se puede decir. En Brasil, a comienzos de los 60, se utilizaron idénticas operaciones de la CIA junto a las de la sociedad civil opuesta al gobierno, con el resultado de provocar el golpe militar de 1964 contra el presidente Joâo Goulart, que dio comienzo a 20 años de una represión política indescriptiblemente brutal.
En fechas más recientes coordinaron un golpe mediático contra el gobierno de Raúl Cubas en Paraguay (marzo de 1999) y aceitaron a la sociedad civil de oposición al gobierno venezolano de Hugo Chávez, donde el papel de organismos gubernamentales estadounidenses, la CIA y otros como la AID y la NED detrás del fallido golpe de estado de abril de 2002 fue evidente.
El embajador norteamericano James Cason, como un flautista de Hamelín dedicado a cantar folklore paraguayo, fue determinante para alinear a todas las ONGs y fundaciones que reciben dólares americanos detrás del clérigo-presidente, sobrino del agente de la CIA Epifanio Méndez (delatado por Agee) y que perpetúa hoy la tradición familiar.
Entre las organizaciones aparecieron incluso grupos de feministas, que se vieron obligadas a impulsar una candidatura de un obispo católico, a pesar del clásico antagonismo con el Vaticano.
Entre estas supuestas organizaciones civiles estuvieron las feministas de convicciones subsidiadas por USAID como las Mujeres Políticas en Red, Parlamento Mujer, Red de Mujeres Políticas, Red de Mujeres Munícipes del Paraguay (RMMP), Coordinadora Interpartidaria de Mujeres del Paraguay (CIMPAR),), Mujeres Políticas por la Democracia y el Desarrollo,etc.
Son sufragadas desde la embajada norteamericana además de las redes de mujeres, Ideco (Roberto Ferreira), el Partido Demócrata Cristiano, Partido Encuentro Nacional, Patria Querida, el grupo de adherentes del Partido Unace que lidera Emma Rolón, la Red de Contralorías ciudadanas del Paraguay, la Contraloría Ciudadana de Ypané, Afosci, CIDSEP, CISNI, Fedem, Transparencia Paraguay, Semillas para la Democracia, radio Los Angeles, Radio Comunitaria de Villa Elisa, Fundación Tierra Nueva y GEAM, todos estos grupos aglutinados en el Grupo impulsor para la Regulación del Financiamiento Político en Paraguay.
La nómina sigue con Sakã (transparencia, en guaraní), integrada por cinco organizaciones no gubernamentales, Gestión Local, vinculada al Moviendo Tekojoja. Los "proyectistas" son Raúl Monte Domecq y Guillermina Kanonnikoff).
Otros grupos paraguayos financiados por extensiones de la CIA son Decidamos, Instituto de Geopolítica y Estudios Internacionales (IPEGEI), Radio CARITAS, Mujeres Por la Democracia, Centro Paraguayo de Estudios Sociológicos Fundación Paraguaya para la Cooperación y Desarrollo, Centro de Estudios Democráticos (CED), Centro de Información y Recursos para el Desarrollo, Instituto de derecho y Economía Ambiental, Centro de Estudios y Formación para el Ecodesarrollo, Asociación de Empresarios, Comité Paraguay-Kansas, Asociación Afro Paraguaya Kamba Cua, Centro Interdisciplinario de Derecho Social y Economía Política, Fundación Arlequín Teatro", Casa de la Juventud – Paraguay, cuna del Pmas de Camilo Soares, Cooperativa La Norteña y la Escuela Agrícola de Carumbey, Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales y Sociales.
En el marco de la campaña pro-obispo, maletines de George W. Bush ingresaron en forma encubierta en Paraguay, yendo a parar a los bolsillos de los partidarios del obispo de los pobres y teólogo de la liberación, el marxista clérigo-presidente Fernando Lugo.
Por ejemplo, los 45,226.96 dólares que en nombre del Plan Umbral recibió recientemente la guevarista Casa de la Juventud (ONG que recauda para el PMas) de mano de organismos imperialistas bajo control de George W. Bush, supuestamente para enseñar a estudiantes secundarios algo fundamental: "identificar la corrupción" en Paraguay. Se suma el dinero a los 127.000 con que anteriormente les benefició la IAF. Se añaden en el mismo contexto las fuertes sumas que recibe Gestión Local, ONG cuyos responsables son a la vez financistas de Tekojoja, o los 132.700 dólares que en el 2006 recibió la Fundación Arlequín Tetro (refugio de organizadores de manifestaciones contra la actual administración municipal) para objetivos tan relacionados con el arte escénico como "ayudar a adolescentes de centros educativos a identificar, estudiar, discutir y atender las prioridades de la comunidad". Debemos agregar los 116.300 dólares de George W. Bush recibidos en el 2006 por el CIDSEP, los 95.000 dólares recibidos por la Fundación paraguaya para la Cooperación y Desarrollo del ex intendente Martín Burt, los 94.000 depositados a nombre de la ADEC, los 27.500 donados a la CPES de Domingo Rivarola, los 164.404 aportados a la CED, o las importantes donaciones que reciben el CIRD de Agustín Carrizosa para "apoyar a las organizaciones de la sociedad civil", la IDEA de Patricia Abed, o los sensibles ecologistas de Alter Vida como Jorge Lara Castro.
Como puede advertirse, la lista es bastante extensa y garantiza un amplio control sobre la "sociedad civil" paraguaya. No es la victoria electoral del Obispo Fernando Lugo la primera operación exitosa de la NED, USAID y la CIA en Paraguay, que ya actuó en Paraguay con eficacia varias veces. Por ejemplo, cuando en 1989 se derrumbaba la Unión Soviética, y con ella la propaganda con que el dictador Alfredo Stroessner justificaba sus abusos, se aseguró de promover un cambio a la medida de los intereses imperialistas, limpiando expedientes y ubicando en la presidencia a un célebre narcotraficante.
El mismo año el gobierno norteamericano invirtió mil millones de dólares en el triunfo de Violeta Chamorro en Nicaragua, imponiendo así una jefa de estado con los billetes provenientes de la National Endowment for Democracy, un inofensivo organismo llamado a tomar la posta de la CIA desde 1983.
Considerando inminente el fin de Stroessner, el imperio norteamericano se movilizó en ese entonces para impedir que sus adversarios tomen las riendas a su caída, para lo cual se apresuró a ganar para su causa a los disidentes con una muy buena remuneración.
El encargado de distribuír los dólares para "el cambio" fue el Dr. Carl Gershman, presidente de la NED. La Freedom House funcionó como un embudo por donde pasaron los fondos que concedía la NED, y gran parte de ellos fueron a parar a los bolsillos de los comunicadores destacados.
Radio Ñandutí, a través de la Casa de la Libertad, recibió importantes sumas de dinero de la National Endowment for Democracy (NED). Leonard Sussman, agente de la CIA y Director Ejecutivo de la Casa de la Libertad, realizó una visita a Paraguay a fines de 1987, guiado por Humberto Rubín, estableciendo contactos con varias organizaciones que luego recibirían fondos de la NED. El objetivo era "madurar" la idea del cambio.
A partir de entonces, estos organismos promovieron la estructuración de un andamiaje que hoy controla todo lo que en Paraguay se puede decir, paradójicamente con la coartada de que defienden la libertad de expresión.
Un organismo es la Cámara de Anunciantes del Paraguay (CAP), a la que acompaña Cerneco. Reciben con frecuencia los auspicios de USAID. Por ejemplo, el "Foro por la libertad de expresión", organizado por la Cámara de Anunciantes del Paraguay (CAP) y CERNECO en noviembre de 2004, fue auspiciada por la USAID (Agencia Internacional de desarrollo de los Estados Unidos). A este "Foro" asistió el señor Kevin Goldberg, "experto norteamericano en Libertad de Expresión y Derecho a la Información". Otro apéndice de la embajada norteamericana es el Centro de Regulación, Normas y Estudios de la Comunicación (CERNECO), fundado en 1990. Humberto Rubin, vinculado con la Nacional Endowment for Democracy (NED), fue presidente de CERNECO entre 1992-2002.
CERNECO proclama que "Surgió como un medio para canalizar inquietudes, ideales y el espíritu de servicio y progreso de un grupo de personas vinculadas al campo de la comunicación masiva".
Se formó una línea de acción que enfocaba el tema del Código de Ética, que regulaba la conducta de los propios medios de comunicación, de las empresas anunciantes y de las agencias de publicidad. Integraron la comisión pro-Código de Ética: Carlos Jorge Biedermann, Rufo Medina e Ilde Silvero. Rufo Medina e Ilde Silvero son empleados de Aldo Zuccolillo, dueño del diario ABC Color. En cuanto a Carlos Jorge Biedermann, basta con señalar que es yerno del general de la "Operación Cóndor", Guillermo Federico Clebsch, egresado de la Escuela de las Américas, detalle que alcanza para conocer cuál es la tendencia de su "ética"
Otra organización vinculada a este grupo es CONAR: Consejo de Autorregulación Publicitaria de CERNECO, un ente privado cuyo objetivo es la autorregulación de la publicidad, proponiendo a través de sus recomendaciones, que los mensajes publicitarios se encuadren dentro de los principios de la legalidad, honestidad, decencia y veracidad".
Toda esa estructura estuvo al servicio del Obispo Fernando Lugo, en una operación magistralmente coordinada por el desestabilizador estrella de George W. Bush, James Cason, y presentada ante la prensa mediática y los incautos como "un gran triunfo de la izquierda". Lo que se dice una perfecta operación encubierta de la CIA en Paraguay.